Cómo invertir en acciones
NOSOTROS BUSCAMOS OPORTUNIDAD
NOSOTROS TRANSFORMAMOS POTENCIAL

Desde hace miles de años, la gente ha entendido que el concepto de comprar algo a un precio bajo y venderlo más adelante a un precio más alto tiene beneficios económicos. Es el mismo principio de la inversión en bolsa en el mercado financiero de hoy en día.

A pesar de su sencillez, mucha gente, expertos del mercado e instituciones financieras pierden dinero con la inversión en bolsa. Esto hace que surja la pregunta de ¿POR QUÉ?

Un conocimiento y destrezas insuficientes:

Muchos inversores (tanto minoristas como instituciones) carecen de las destrezas y la comprensión de la información financiera para invertir en activos.

Un inversor tiene que decidir dónde quiere invertir. ¿Es en una bolsa global como la Bolsa de Valores de Hong Kong o la Bolsa de Londres o es en la NYSE y la NASDAQ en los EE. UU. o en una bolsa regional en Dubái, Mumbai, Shanghái y Singapur? La mayoría de los inversores han desarrollado una afinidad con su bolsa local, porque están más familiarizados con las compañías que están en ella, aunque no sea la mejor bolsa de valores. Un inversor inteligente elegiría sin duda un mercado con el volumen de inversiones más alto y lleno de liquidez, donde estén todos los agentes globales clave. Estas no son otras que la NYSE y la NASDAQ. Estas dos bolsas tienen un volumen de inversión combinado de 150 mil millones de dólares en un día normal cualquiera de inversión. Tal volumen y liquidez están muy por encima del resto de las bolsas de valores del mundo. Con un volumen de inversión enorme y una amplia variedad e inversores con diferentes apetitos por el riesgo, suele ser más fácil escoger una inversión lucrativa.

Un inversor debe de formarse en las últimas tendencias globales y, después, identificar la corriente del siguiente sector de inversión que favorecerá el mercado. Podrían ser las empresas de biotecnología y farmacéuticas debido a un brote de una epidemia global. Podría ser el sector energético, porque la economía global se recupera. Podría ser un cierto tipo de sector de materias primas, porque haya habido una caída en la producción mundial, debido al mal tiempo/el brote de una enfermedad en otro continente /país que sea un principal productor. El invertir en activos en el sector correcto no lleva necesariamente a tener beneficios, pero tiene más probabilidades de que esos valores disfruten de un impulso al alza, al menos a corto plazo. Un inversor mal informado o ignorante puede acabar comprando los valores equivocados porque todos los demás ya se están deshaciendo de ellos y pasando al sector “en auge”.

Hay muchas herramientas analíticas que pueden usarse para decidir si comprar o invertir en un valor en particular. Siempre deben de considerarse los conocimientos básicos como el nivel de soporte, el nivel de resistencia, la media móvil, los fundamentos, la relación precio-beneficio (PER), las situaciones con sobreventa o infravaloración. Los inversores tienden a invertir en valores en auge porque están entre los 10 principales activos negociados en el día, sin saber realmente la razón detrás de ello. Algunos inversores pueden acabar comprando los 10 principales perdedores del día esperando que remonten al día siguiente. Todas las inversiones irracionales, eventualmente llevan a unas pérdidas enormes.

Invertir solo en las compañías que conoce y en las que confía

Cada activo tiene sus propias características. Algunos lo llaman el ADN del activo. Algunos activos suben siempre antes de una llamada a cobrar dividendos. Otros activos suben antes del lanzamiento de nuevos productos. Otros valores suben ciertos meses del año.  Algunos altos ejecutivos tienen un historial de lanzar planes de adquisición derivativa de sus activos (recompra de acciones) para mantener el precio de las acciones, antes de celebrar la Junta General de Accionistas, con el fin de hacer que sus accionistas estén felices. Otros activos no siguen ninguna tendencia específica. Un inversor debe de estudiar un activo particular con todo detalle antes de invertir en él, que es algo que 9/10 inversores minoristas no hacen.

El momento lo es todo. Aprenda a no hacer nada. Con frecuencia, no hacer nada es lo que corresponde hacer.

El momento lo es todo, especialmente en la inversión en activos. Un inversor necesita aprender respecto a los indicadores del mercado, para no ir contra la tendencia o la fuerza del mercado.

Método de inversión equivocado:

Las instituciones financieras, tales como las empresas de correduría y los bancos han establecido un sistema en el cual la mayoría de los inversores perderán dinero.

Las tres formas más comunes de negociar en activos:

  • Sin apalancamiento
  • Compra los activos elegidos y los paga en su totalidad
  • Espera a que el precio suba, vende con ganancia y vuelve a repetir todo el proceso
  • Tiene un alto riesgo, porque una vez que ha elegido un activo equivocado, su capital se queda bloqueado por mucho tiempo. El hecho de que no le ofrezca apalancamiento significa que tiene unos recursos financieros limitados para crear una gran cartera y diversificar el riesgo.
  • Muchos inversores venden activos que obtienen beneficios y guardan los que pierden dinero. El hecho sigue siendo que el precio de las acciones de buenas compañías seguirá apreciándose, mientras que el precio de compañías que no son prometedoras seguirá desviándose más abajo. Eventualmente, estos tipos de inversores pierden la oportunidad de una enorme apreciación y acabarán con unos activos pésimos, sin futuro.
  • La cuenta de márgenes
  • Deposite una cantidad X en la cuenta de márgenes y obtenga 3-10 veces el apalancamiento
  • Puede crear una cartera razonable de activos
  • El interés que se cobra en una cuenta de márgenes es muy alto. Los corredores suelen ofrecer unos tipos de márgenes competitivos, pero, una vez se deprecia el precio del activo, el mercado de dinero se vuelve escaso, los tipos de márgenes pueden volverse astronómicamente altos, ya que el cálculo del tipo de márgenes no es nunca sencillo.
  • El apalancamiento es una espada de dos filos. En los buenos tiempos, un inversor puede obtener muchos beneficios. En los malos, un inversor puede perder una cantidad importante de capital, unido a un interés con un margen alto y una cartera con una evaluación baja; las operaciones con margen son un negocio muy arriesgado.
  • Para compensar por el interés del margen y las pérdidas, los inversores tienden a comprar acciones de poco valor con la esperanza de milagros, que normalmente nunca ocurren.
  • La mayoría de las cuentas de márgenes cierran eventualmente con unas pérdidas importantes y, si el principal está vinculado con una tarjeta de crédito, tales pérdidas pueden resultar en que el inversor tarde años en amortizarlas.
  • La inversión en contrato por diferencias (CFD)
  • El CFD se ha hecho muy popular para las operaciones en activos y forex en los últimos años.
  • El apalancamiento es muy alto, puede ser incluso el saldo de la cuenta x50.
  • En la inversión en CFD, un inversor no compra realmente un activo en particular. En vez de eso, hace una apuesta sobre si los precios subirán o bajarán. Si acierta, ganará dinero.
  • En el Reino Unido, se conoce también como apuesta a margen de victoria y, de hecho, es un tipo de apuesta.
  • Esta es una inversión superarriesgada porque tiene más elementos de una apuesta que de una inversión.
  • Un número de eruditos religiosos han considerado la inversión en CFD como indiferente a la religión.
  • Durante las turbulencias del mercado, los inversores en CFD no podrán cerrar su posición, porque los que proporcionan liquidez no estarán dispuestos a liquidar la inversión abierta al precio del mercado. Aunque estuvieran dispuestos a liquidarlo, el margen o precio de cierre causará una gran pérdida al titular de la cuenta/el inversor.
  • De hecho, la mayoría de los inversores que operan con CFD pierden todo el capital en cuestión de tiempo.

Como hemos señalado, el principio de invertir en activos es simple. Comprar cuando está bajo y vender cuando está alto. Sin embargo, la inversión en activos no es un mercado de caballeros. Se usan, a la vez, muchos trucos y especulaciones. Se mezclan a la vez hechos auténticos, con rumores y mentiras y el inversor necesita tener habilidades, conocimiento y experiencia para interpretar toda la información y los datos disponibles. Incluso los agentes institucionales clave buscan siempre la forma de ganar dinero unos de otros y los participantes minoristas no tienen muchas posibilidades de sobrevivir y, mucho menos, de obtener ganancias.

De ahí que, Financial.org tiene como objetivo educar a sus miembros para que sepan cómo llegar a ser buenos inversores en el mercado de valores.  No existe tal cosa como inversiones con ganancia garantizada, pero hay una fórmula ganadora para el éxito para aquellos que están dispuestos a aprender y a ponerlo en práctica.

La educación financiera: El viaje es duro… pero alegre y satisfactorio.

DISPONIBLE PARA DESCARGAR
DISPONIBLE PARA DESCARGAR
Descargue hoy nuestras apps móviles oficiales.
Financial.org es una plataforma de formación. Nosotros NO tratamos con valores ni recibimos ningún beneficio de los Proveedores de Productos y Servicios Financieros.
Todos los derechos reservados © 2016 - 2019