Una perspectiva global
ENRIQUECER VIDAS A TRAVÉS DE LA FORMACIÓN FINANCIERA

La alfabetización financiera es la formación, el conocimiento y la comprensión de diversas habilidades financieras para mejorar el estándar de la vida y la calidad de vida. Conlleva la capacidad para comprender cómo funciona el dinero en el mundo real: cómo alguien se las arregla para ganarlo o conseguirlo, cómo esa persona lo administra, cómo y dónde lo invierte, y cómo esa persona lo ahorra o lo dona para ayudar a los demás. Más específicamente, se refiere al conjunto de destrezas y conocimientos que permite que un individuo tome decisiones informadas, inteligentes y decisivas con respecto a todos sus recursos financieros.

Financial.org incorpora la capacidad, conceptos, conocimientos y comprensión junto con información y conjuntos de habilidades financieras a un paquete llamado Formación Financiera Vitalicia para mejorar las vidas de las personas.

Las autoridades australianas iniciaron la educación financiera a principios del 2000.

El gobierno australiano estableció la Comisión Nacional de Educación Financiera y del Consumo en el 2004, que recomendó la creación de la Financial Literacy Foundation (Fundación para la Educación Financiera). En el 2011, la ASIC (Comisión Australiana de Valores e Inversiones) lanzó la National Financial Literacy Strategy (Estrategia Nacional para la Educación Financiera) (www.financialliteracy.gov.au) — puesto al corriente por un informe de investigación anterior de ASIC, “La Educación Financiera y el Cambio de la Conducta” — con el fin de acrecentar el bienestar económico de todos los australianos al mejorar su nivel de educación financiera. La estrategia tiene cuatro pilares:

  1. La educación
  2. Una información de confianza e independiente, las herramientas y el apoyo
  3. Soluciones adicionales para impulsar un bienestar económico mejorado y el cambio de conducta
  4. Las colaboraciones con los sectores involucrados en la educación financiera, medir su impacto y promover las mejores prácticas

Singapur lleva invirtiendo  en la educación financiera de sus ciudadanos desde el 2007.

En Singapur, el Instituto Nacional de Educación creó el centro inaugural de Educación Financiera para maestros en el 2007, con el fin de capacitar a los profesores de las escuelas e inculcar la educación financiera en las materias curriculares básicas para integrar actividades pedagógicamente sanas, de modo que involucren a los estudiantes en el aprendizaje. El gobierno de Singapur, a través de la autoridad monetaria, financió la creación del Instituto de Educación Financiero en julio de 2012. Este Instituto tiene como objetivo crear unas aptitudes financieras en un amplio abanico de la población de Singapur al ofrecer unos programa gratis e imparciales para adultos que trabajan y sus familias.

Una empresa saudí respetada inició la educación financiera en el 2012.

En Arabia Saudí, la empresa Saudi Economic and Development Company, SEDCO, en respuesta a la enorme necesidad de un programa que enseñase a la gente a administrar su dinero de forma más eficaz y para cambiar su percepción de que el dinero era un recurso infinito, lanzó un programa que se dirigía a esta necesidad en el 2012. A través de este programa emblemático llamado Riyali, 50 000 ciudadanos de Arabia Saudí procedentes de distintos ámbitos de la sociedad, incluidos universitarios, estudiantes del Instituto y un grupo con rentas medias-bajas, aprendieron unas destrezas financieras básicas como el hacer presupuestos, ahorrar, la inversión y otras destrezas esenciales necesarias para tomar decisiones económicas sabias en la vida diaria.

Los americanos necesitan más que nunca una educación financiera

El Departamento del Tesoro de los Estados Unidos creó su Oficina de Educación Financiera en el 2002; y el Congreso de los Estados Unidos creó la Comisión para la Educación y Formación Financiera bajo la Ley de Mejora de la Educación y Formación Financiera de 2003. La Comisión publicó su Estrategia nacional de educación financiera en el 2006. Pese a todos los esfuerzos realizados, las últimas encuestas del Instituto de Educación Financiera y del Concilio de Educación Económica hallaron que el 58 % de los americanos no tiene suficientes destrezas financieras, ni el conocimiento para administrar su economía e invertir adecuadamente.


Los Estados Unidos de América son el hogar de muchos millonarios y billonarios, pero como sugirieron encuestas recientes, el estadounidense medio se queda atrás cuando se trata de alfabetización y conocimientos financieros. Como nación, EE. UU. ha sido el déficit de cuenta corriente n.º 1 y continúa ampliándose año tras año con una deuda global que supera los 20 billones de dólares en marzo de 2018. Esto muestra cuánto se están quedando atrás los ciudadanos americanos, las empresas y su gobierno y cuánto están pidiendo prestado de sus homónimos extranjeros. De tal modo, es justo decir que los estadounidenses en general, están sin duda alguna con una gran necesidad de formación financiera básica, de conocimientos y de actitud.

Las Naciones Unidas: la Educación financiera ha sido esencial en el desarrollo social y económico desde el 2000.

Las Naciones Unidas cuentan con un largo historial de apoyo a la educación financiera y la promulgación de las virtudes de la educación financiera. Los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas se desarrollaron como fundamento para una hoja de ruta y una estrategia en la que estuvieron de acuerdo todas las naciones y las instituciones líderes en el desarrollo del mundo. Los objetivos establecidos han fomentado unos esfuerzos extraordinarios para unir a los gobiernos, ONG, corporaciones, fundaciones, el mundo académico y otras piezas clave importantes para desarrollar y llevar a cabo una atrevida agenda para la educación financiera.

Los defensores de la educación financiera en la ONU avanzan con energía, en un esfuerzo para ayudar a prevenir los reveses económicos para los cientos de millones de individuos y familias, en muchos países desarrollados y del tercer mundo, que están expuestos a una mayor presión económica en virtud de su falta de conocimiento y educación financieros.

La brecha de desigualdad de la riqueza... mayor que nunca

La globalización en todo el mundo en los últimos 20 años ha creado muchos beneficios y muchos contratiempos. Uno de los mayores problemas es la desigualdad de la riqueza, que se ha ampliado año tras año sin excepciones. Hoy, el 1 % más rico controla más del 80 % de la riqueza. Este 1 % son los llamados individuos de altos ingresos (HNWI) e individuos de ultraaltos ingresos (UHNWI), que han gestionando con éxito sus activos financieros e inversiones todos los años en los Mercados de Valores. Así, continúan siendo más ricos y más poderosos mientras el resto del mundo permanece estancado o retrocede.

No se puede decir lo mismo sobre la mayoría de los 2000 millones de personas de ingresos medios y de los más de 3000 millones de personas pobres en el mundo hoy en día. La mayoría nunca han tenido ninguna oportunidad real de obtener una exposición a los mercados globales de capital. Sin embargo, en años recientes, la conciencia de la importancia de la formación financiera está ganando impulso entre los legisladores en muchas economías emergentes y en vías de desarrollo del mundo.

DISPONIBLE PARA DESCARGAR
DISPONIBLE PARA DESCARGAR
Descargue hoy nuestras apps móviles oficiales.
Financial.org es una plataforma de formación. Nosotros NO tratamos con valores ni recibimos ningún beneficio de los Proveedores de Productos y Servicios Financieros.
Todos los derechos reservados © 2016 - 2019